fbpx

Efectos de la pandemia en niños y adolescentes

Efectos de la pandemia en niños y adolescentes

Un ejemplo de ello es que nuestros hijos pasaron de una actividad escolar presencial a un sistema de educación virtual, que se ha mantenido por más de un año, generando varios problemas tanto en los niños en etapa  pre escolar (2-5 años), escolar (5-12 años) como en los adolescentes (12 a 18 años), en el ámbito emocional y orgánico.

Algunos de los problemas que se han presentado son:

  • Obesidad y Sobrepeso

  • Accidentes y lesiones dentro del Hogar

  • Malas Posturas

  • Problemas Odontológicos

  • Descuido en los controles de rutina

  • Retraso en el esquema de inmunizaciones

  • Falta de control pediátrico de seguimiento a niños y adolescentes con necesidades especiales.
Obesidad y Sobrepeso

Desde la pre pandemia se evidenció un incremento en el porcentaje de sobrepeso y obesidad en escolares y adolescentes. Con la pandemia, esta situación se agravó. En el caso de los niños casi la mitad se encuentran con trastornos nutricionales debido a la inactividad, se alteraron horarios, los niños participan más en la preparación de alimentos, postres y comida rápida y no realizan ejercicio físico, como caminar, hacer deporte o alguna actividad extracurricular.

Las clases virtuales o la teleeducación transformaron a escolares y adolescentes en sujetos inmóviles conectados en muchos casos hasta ocho horas frente a una pantalla, recibiendo clases desde la cama o en otros lugares inadecuados para el aprendizaje.

A esto se suma la mala nutrición caracterizada por una dieta hipercalórica e hiperproteica, hipergrasa en donde prima el consumo de snacks y el  incremento de pedidos de comida a domicilio, cambiando las rutinas alimenticias lo que ha generado el incremento en el índice de masa corporal.

Recomendaciones

De todas formas es importante recordar que a pesar de la difícil situación en la que nos hemos visto inmersos, el cambio está en nuestras manos, como padres debemos continuar caminando y acompañando en el camino a nuestros hijos, promoviendo mejores hábitos de alimentación y ejercicio.

A continuación te compartimos algunas recomendaciones:

  1. Realizar más ejercicio aeróbico y anaeróbico

  2. Preparar platos saludables

  3. Consumir cinco comidas al día
  4. Dos porciones de verduras y frutas
  5. Una hora de ejercicio, entre 3 o 4 veces por semana.
  6. Disminuir la ingesta de azúcares contenidos en jugos, refrescos y dulces.

Añadir Comentario

Your email Añadirress will not be published. Required fields are marked *